Victor Ponce

Víctor H. Ponce nació en la ciudad de Trujillo, Perú. Al ser el mayor de 8 hermanos aprendió a trabajar a una temprana edad. Cuando el Pastor Víctor tuvo 14 años algo extraordinario pasó en su vida. Él pudo observar como la vida de su padre fue transformada al conocer al Señor Jesucristo como su salvador personal. En vez de beber o estar pasando el tiempo con sus amigos, su padre se dedicó a orar, leer la Biblia, y hablar a su familia de Cristo.

Definitivamente las prioridades del papá del pastor habían cambiado y se esforzó por llevar a su familia a la iglesia y antes que nada a los pies del Señor.  A pesar de que este hombre de Dios falleció solo dos años más tarde, sabemos que la  palabra de Dios nunca regresa vacía y poco después de cumplir los 18 años el Pastor Víctor entregó su vida al Señor.  Solo cuatro meses después el Pastor Víctor aceptó el llamado del Señor para servir en el  Pastorado.  Sin tiempo que perder empezó a tomar clases en el seminario Teológico Bautista de Perú. 

             Cuando ya tenía dos años estudiando para su Bachiller en Teología, el Señor lo puso a pastorear la Iglesia Bautista de Salavery.  El Señor utilizó esta experiencia para prepararlo en muchas áreas.  El no solo era el Pastor y estaba encargado de predicar, sino que también era el pianista, y director de alabanzas.  Sabemos que Dios nos colma de bendiciones cuando le amamos y servimos y fue en esta congregación que el pastor conoció a una bella joven llamada Juani.  Esta joven dos años después se convertiría en su amada esposa.  El Señor continuó utilizándolo a él y a su esposa  y lo llevó a pastorear otras iglesias.  Una de ellas fue en la ciudad de Arequipa, donde su gran deseo de alcanzar almas para Cristo lo llevo a predicar en las calles.   El pastor aprendió a llevar  una bandera peruana cuanto predicaba en las plazas para así evitar que lo llevaran preso por predicar el mensaje de salvación.   Mientras la joven pareja vivía en Arequipa llegaron los primeros dos hijos David y Miguel.  Poco después su ministerio los llevó devuelta a Trujillo, donde nació María  y luego a Lima. 

             El pastor siempre ha disfrutado de la lectura y del  estudio de la palabra y se le presentó la oportunidad de continuar sus estudios.  El recibió una beca del Seminario Bautista de Costa Rica.  Fue aquí donde recibió su grado de Maestría en Teología.  Continuó sirviendo no solo como pastor sino también a través de la Convención Nacional Bautista de Costa Rica.  Pero quizá uno de los más grandes recuerdos de Costa Rica es que su cuarto hijo nació allí, Mauricio.

             Años después el Señor lo trajo a los Estados Unidos.  Su ministerio aquí comenzaría en Alabama, y continuaría en Florida.   Aunque las ciudades cambian el mensaje es el mismo.  Dios te ama y tiene un propósito para tu vida. Hoy el pastor continúa siendo obediente al llamado que recibió a los 18 años.  Su vida refleja el gran amor que tiene por el Señor.  Dios le ha dado una visión y le estamos agradecidos por su gran dedicación y entrega.  El y su esposa son una bendición.