El matrimonio y la familia es la base fundamental de la sociedad humana. El comportamiento, los valores y la vida de la sociedad humana dependen de lo que los seres humanos creen sobre el matrimonio y la familia. Si las personas creen que los seres humanos somos creados por Dios, entonces afirmamos y creemos que el creador tuvo un propósito específico y fundamental al crear al hombre y la mujer, y constituirlos en un matrimonio, y bendecirlos con familia. 

Pero si las personas creen que somos resultado de billones de años de evolución sin Dios; entonces los seres humanos somos resultado de la casualidad; entonces no existe un propósito específico y definido para el hombre y la mujer y la familia, entonces las leyes por las cuales la sociedad legisla sobre el matrimonio y la familia serán para rechazar a Dios; por lo tanto, el creador no es el fundador del matrimonio y la familia.

La actitud predominante es que somos resultado de millones de años de evolución, por lo tanto el matrimonio y la familia no tiene un propósito específico y definido; sino que el matrimonio y familia puede ser usado por las personas para su propio placer y beneficio personal,  si no hay propósito de Dios sobre el matrimonio y la familia y las personas pueden usar el matrimonio y la familia solo para el placer, o solo para la procreación, tanto como para hacer dinero; en otras palabras, pueden usar el matrimonio y la familia para la prostitución, trata de blancas, pornografía, abuso sexual de niños, pedofilia, aborto indiscriminado y comercialización y negocio de órganos humanos, porque no hay un propósito divino para realizarnos como seres humanos.

Nosotros la iglesia de Jesucristo sabemos y creemos que la raza humana empezó como dice la Biblia con la creación de un hombre y una mujer. La biblia dice: Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creo. (Génesis 1:27, RVR1960)

La creación del hombre y la mujer fue a la imagen de Dios, esto es un hecho glorioso, porque nada en la creación de Dios fue creado a imagen y semejanza de Dios, solo el hombre y la mujer. Como resultado de esta creación el hombre recibió una inmensa bendición: Dios le dijo al hombre y la mujer: Fructificad y multiplicaos y llenar la tierra, y sojuzgadla y señoread sobre los peses del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. (Genesis1:28, RVR1960) Dios nos ha bendecido dándonos el propósito de supervisar la creación para nuestro beneficio y para la gloria de Dios. Conozcan cuatros propósitos de Dios para el matrimonio y la familia.

DIOS LOS CREO VARON Y HEMBRA

Dios nos ha creado como seres sexuales, la Biblia dice que Dios creo varón y hembra. Varón y hembra para que en el matrimonio haya una relación íntima del uno con el otro, entre esposo y esposa. Diciéndolo en otras palabras el matrimonio fue instituido por Dios desde la creación; y nuestro Señor Jesucristo afirmo y bendijo el matrimonio entre el varón y la hembra cuando atendió las bodas de Canaán, e hizo su primer milagro.

La unión del esposo y la esposa de cuerpo, corazón y mente fueron instituidas por Dios para el gozo de la pareja; para estar juntos en los tiempos de prosperidad y en los tiempos de adversidad; y para la procreación, cuidado y protección de los niños. La Biblia nos da conceptos profundos sobre el matrimonio y la familia:

  1. Primero: La expresión de amor. La expresión de amor y relación más profunda se da entre dos personas, el esposo y la esposa y esto es un ejemplo que se puede dar entre los creyentes y Jesucristo.  El matrimonio y la familia es un misterio de lo que puede llegar a ser la relación del hombre con el Señor Jesucristo. La Infidelidad en el matrimonio es símbolo de infidelidad a Dios.
  2. Segundo: Creados a la imagen de Dios. La Biblia dice que Dios es amor, (1 Juan 4:8) y nos creó para amar como él ama. La Biblia dice que nos creó a su imagen y semejanza. Esto quiere decir:
    • Para saber quiénes somos. Para darnos cuenta quien somos, para entendernos como somos, para saber que somos; ninguna otra parte de la creación tiene estas capacidades que los hombres y las mujeres tienen.
    • Para ser personas morales. Para entender lo correcto y lo incorrecto, lo moral y lo inmoral, para mantenernos responsables de lo que hacemos mal y del bien que hacemos; y para tener el gozo y la felicidad de cuando hacemos el bien y sentir la culpa cuando hacemos el mal.
    • Para amar y ser amados. Para tener la conciencia de amar a las personas y para dejarnos amar.
    • Para ser creativos. Para poder imaginarnos el mundo y las cosas que queremos alcanzar en la vida, y alcanzarlas, para tener el poder de procrear como Dios que es creador. La Biblia dice que Dios nos ha creado para su gloria. La Biblia dice: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder, porque todas las cosas, por tu voluntad existen y fueron hechas. (Apocalipsis 4:11) Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo. (Salmos 149:4, RVR1960)

LA FAMILIA EL LUGAR DE DIOS PARA QUE LOS NIÑOS SE DESARROLLEN

El propósito de Dios para el hombre y la mujer ha sido que seamos como Dios en el aspecto de la procreación de seres humanos y en los ojos de Dios los niños son la bendición de Dios al matrimonio; y el propósito de Dios es que crezcan, se desarrollen y maduren en la familia. La Biblia dice: He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre. (Salmos 127:3, RVR1960)

  1. 3 de los 10 mandamientos están dirigidos directamente a la familia. El mandamiento 5 dice: Honra a tu padre y tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová Dios te da. (Éxodo 20:12, RVR1960)
  2. El mandamiento 10 dice: No codiciaras la mujer de tu prójimo. Cuan maravillosa será la vida si el esposo y la esposa son fieles el uno al otro y los hijos honran a sus padres.

Una de las calificaciones de un cristiano para ejercer el liderazgo en el ministerio de la Palabra de Dios es la calidad de la familia que ha levantado. la Biblia dice: Que sea irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldes. (Tito1:6, RVR1960) El líder de la iglesia debe tener el respaldo de su esposa y su familia.

EL MATRINMONIO ESTA BENDECIDO POR DIOS

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creo. (Génesis 1:27, RVR1960)

El matrimonio es la primera institución establecida por Dios, y fue establecida antes de elegir al primer gobernador, aún más el matrimonio fue establecido antes de establecer la iglesia, y fue diseñado para la relación íntima y la mejor expresión de amor y relación de amor.

El matrimonio es el fundamento para que los niños lleguen a la vida, donde sean amados, protegidos, enseñados, desafiados y formados en la vida. Los filósofos y pensadores por siglos han tratado de encontrar una relación que sustituya al matrimonio para criar y levantar a los niños, pero han fracasado, porque no hay un lugar mejor para los niños que el matrimonio y la familia; y la familia fue establecida por Dios y el plan de Dios no ha sido superado ni jamás será superado, porque fue establecido por Dios, por amor a su creación.

El matrimonio refleja la naturaleza de Dios. En el matrimonio y la familia vemos reflejado la naturaleza de Dios. Dios existe en armonía en tres personas, Padre Hijo y Espíritu Santo, tres personas diferentes, pero un solo Dios verdadero. Nosotros vemos en la familia la armonía y la diversidad de sus miembros. En otras palabras, en el matrimonio ni el hombre, ni la mujer como individuos se expresan completamente solos, pero se expresan completamente cuando se complementan el uno con el otro y se hacen uno.

El hombre solo no representa completamente la imagen de Dios, de la misma manera la mujer sola no representa completamente la imagen de Dios en el matrimonio, pero cuando estos dos seres; hombre y mujer se unen físicamente, espiritualmente, mentalmente, emocionalmente y sicológicamente la imagen de Dios se expresa, y el matrimonio se constituye en un aspecto suave, delicado, hermoso, y al mismo tiempo legislado, fuerte, luchador, seguro e invencible. En otras palabras: el matrimonio se convierte en la verdadera imagen de Dios. En el matrimonio y la familia se refleja esta maravillosa imagen de Dios.

El hombre y la mujer a los ojos de Dios son iguales en importancia, pero ambos ejecutan diferentes roles que les fue dados por Dios. El hecho que Dios creo dos distintas personas hombre y mujer, en vez de solo el hombre, nos refleja completamente la trinidad de Dios. La unión de la familia, que la constituye el esposo, la esposa y los niños refleja en cierto grado la unidad y diversidad de las tres personas de la trinidad, en su unidad y la diversidad de la trinidad.

EL MATRIMONIO ESTA BENDECIDO POR JESUCRISTO

La Biblia dice: No habéis leído el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo; y dijo Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Así que no son ya más dos, sino una sola carne, por tanto, lo que Dios junto, no lo separe el hombre.  (Mateo19:4-6)

Pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne, así que no son ya más dos, sino uno. (Marcos 10:6-8, RVR1960)

La enseñanza de Jesús incluye cinco cosas:

  1. El matrimonio y la familia fue instituido por Dios. (Mateo 19:3-4)
  2. El matrimonio es para un hombre y una mujer. (Mateo 19:4)
  3. El matrimonio es para un hombre y una mujer que al consolidarse se convierten en una sola carne. (Mateo 19:5)
  4. El matrimonio es la unión que Dios hace de un hombre y una mujer, no es el estado quien los une y los bendice, es Dios quien los une y los bendice, por eso el matrimonio civil es solo un documento legal. El matrimonio fue instituido por Dios y necesita la bendición de Dios delante del altar de Dios y por medio del hombre de Dios delante de testigos. El amor verdadero no es solo lo que se siente, el amor también es lo que se hace. Este poema de autor desconocido lo expresa muy bien:

El canto no es un canto hasta que se cante. La campana no es campana hasta que se toque. El amor no es amor hasta que se regale.