Texto bíblico 2 Crónicas 25:1- 9, RVR1960

 

Amasías el rey de quien leeremos, tuvo la oportunidad de empezar todo de nuevo, tuvo la oportunidad de empezar de nuevo y esta vez lo hizo mejor que antes porque empezó obedeciendo el consejo del varón de Dios. De la misma manera nosotros también podemos seguir el consejo del varón de Dios y podemos hacerlo mejor en este año y podemos decir: ¡Puedo hacerlo mejor en este año nuevo! Puedo hacerlo mejor siguiendo el consejo del varón de Dios, puedo tener un mejor año de mucho provecho y bendición siguiendo el consejo del varón de Dios.

Es una bendición de Dios que tenemos un nuevo día, una nueva semana, un nuevo mes, un nuevo año, para poder empezar frescos y descansados, porque todos hacemos errores y cuando llega un nuevo año es una oportunidad para un nuevo empezar, por esto podemos decir: Puedo hacerlo mejor este año. Pero para que este nuevo año sea mejor que el año pasado, debemos seguir cuidadosamente el consejo de Dios que nos llega por medio de su palabra. Veamos la historia de Amasias.

Amasias fue coronado rey a la edad de 25 años y reino por 29 años. La Biblia dice que hizo él lo recto ante los ojos de Jehová, aunque no de perfecto corazón. En este tiempo Israel estaba divido en dos reinos. El Reino del Norte tenía 10 tribus y el Reino del Sur tenia 2 tribus y lo conocemos como el reino de Judá. Amasias fue rey del Reino del Sur.

Amasias hizo cambios, decidió que tenía que hacer algunos cambios al asumir el reinado. Uno de esos cambios sería organizar un ejercito grande y poderoso, porque en esa región y en ese tiempo había el peligro de ser invadido por los reyes vecinos. Así que registro a todos los hombres de su reino mayores de 20 años, y encontró 300, 000 hombres que tenían lanza y escudo y podían salir a la guerra contra los Edomitas. Pero el rey Amasías pensó que su ejercito debería ser mucho mas poderoso, así que contrató 100,000 soldados del reino del Norte, pero estos soldados deberían ser valientes guerreros y les pagó 100 talentos de plata.

Cuando Amasías y todo su ejercito estaba listo para salir a la guerra, contra los Edomitas llegó la sorpresa, el varón de Dios le dijo: “No vaya contigo el ejercito de Israel, porque Jehová no esta con Israel” en otras palabras el varón de Dios le dijo:

  • Tú no necesitas un ejército más grande, para ir a la guerra y ganarla.
  •  Tú necesitas a Dios Jehová, manda de regreso a sus casas a los soldados del reino del norte. 

Amasáis respondió: “Pero ya les pagué 100 talentos de plata, si los mando a sus casas estaré perdiendo mucho dinero, pero el varón de Dios le dijo: “Jehová puede darte mucho mas que esto” Jehová puede darte mas que 100 talentos de plata. Amasías hizo lo que el varón de Dios le aconsejo, y mando a los soldados del norte a sus casas y fue a la guerra con sus soldados y gano la guerra y regreso victorioso.

¿Qué podemos aprender de esta experiencia del rey Amasías que haga la diferencia en nuestra vida en este año nuevo? ¿Qué podemos aprender de esta experiencia que nos ayude ser mejores? Vamos a buscar principios que nos ayuden a hacer este año el mejor año de nuestra vida.  

 

ALGUNAS VECES DIOS DICE NO

Mas un varón de Dios vino a él y le dijo: rey no vaya con tigo el ejercito de Israel; porque Jehová no está con Israel, ni con todos los hijos de Efraín. (2 Crónicas 25:7, RVR1960)

  • Amasías, está preparándose para la guerra y quiere estar seguro que ganará la guerra. Por lo tanto, preparo su ejercito de casa y además buscó hombres con experiencia en la guerra y que sean hombres valientes del reino del norte y les pagó un salario por adelantado, es decir les pago antes de salir a la guerra. Pero cuando Amasías el rey estaba seguro de ganar la guerra vino el varón de Dios y le dijo: no vaya contigo el ejército de Israel a la guerra. Algunas veces Dios dice no a nuestros planes.
  • ¿Algunas veces Dios te ha dicho no? Dios a dicho no cuando hiciste planes de hacer alianza con el incrédulo, cuando decidiste gastar tu tiempo con el perdido, porque ellos te sacaran de tu camino y al final traerás tragedia a tu vida y a la de tu familia. Ellos te traicionaran cuando les des tu confianza. Parecen buenos, dicen que son buenos y valientes, pero pueden ser buenos y valientes y si no tienen a Jesucristo como el Señor absoluto de sus vidas, te traicionaran, te abandonaran y te dejaran en la miseria. Por eso el varón de Dios te dice no hagas alianza con los que son enemigos de Dios. 
  • Es difícil aceptar un no cuando piensas que todo te saldrá bien, que lo has calculado todo y o has planeado todo y eres superior a todo lo que tienes a tu alrededor. Pero nada hay mejor ni mas grande que lo que el Señor Jesucristo tiene para ti. Y cuando te dice no, aunque es difícil acéptalo; acepta el no de Jesucristo y tendrás una vida bendecida y podrás decir lo hice mejor.
  • Nuestros hijos adolescentes se creen que se merecen tener el mejor carro, o las cosas que a sus padres les a tomado 30 años ganarlas, ellos quieren tenerlo ahora y a cualquier precio. Busca la dirección de Jesucristo, lo que sea mejor para tu hijo o hija y si tienes que decir no, no tengas miedo decirlo. Ese es tu trabajo.
  • El esposo se cree que al llegar a la casa después de un día duro de trabajo debe ser atendido, que la esposa y los hijos deben dejar todas sus ocupaciones y responsabilidades y deben recibir a papá y comportarse bien. Y si no sucede como espera que suceda, se frustra y pelea con la esposa y con los hijos porque se cree que se lo merece y no puede aceptar un no.
  • La esposa espera que en el aniversario de bodas llegará al trabajo un hermoso ramo de flores que le será entregado en frente de todos sus compañeros y compañeras y se frustra cuando recibe un no. Este año no. Es difícil aceptar un no cuando creemos que lo merecemos.
  • En la iglesia sucede estas cosas también, la persona cree que merece y tiene el derecho solo porque pertenece a la Iglesia. Estoy comprometido seriamente en proveer lo mejor de Dios y su palabra para la congregación, pero algunas veces tengo que decir no.
  • Lo mismo les sucede a algunos creyentes que se creen que merecen que Dios les de lo que quieren, porque atienden la iglesia de ves en cuando, y se enojan cuando Dios dice no.
  • Algunas personas creen que merecen todo lo que desean y cuando la respuesta es no se frustran. El Señor también dice no, porque el sabe que es lo mejor para sus hijos en ese momento. La cosa es que Dios no te explica por qué te dice no. La Biblia solo dice que el varón de Jehová dijo: Jehová no está con Israel, pero no hay una explicación porque no debe llevar a los 100,000 hombres para asegurar la victoria.
  • ¿Algunas veces nos preguntamos porque la respuesta de Dios es no? La Biblia dice:

        Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos. Ni vuestros caminos mis caminos. (Isaías 55:8, RVR1960)

Cuando Jehová dice no, Él no se equivoca, Él no explica el porqué del no; pero su sabiduría es más alta que la nuestra.

  • Él es más fuerte que nuestro enemigo.
  • En sus manos estamos más seguros que en el ejército humano.
  • No hay enemigo tan fuerte que pueda derrotar al Señor, el enemigo más fuerte ya fue derrotado.

Si el Señor te ha dicho no, acéptalo y espera su voluntad. Si no te ha dicho no hasta hoy quizás en algún momento te diga no y está bien. Él sabe porque te dice no. ¿Alguna vez le has dicho no a tu niño? ¿Porque le has dicho no? le has dicho no porque sabes que lo que te pide no es lo mejor para el o para ella, o porque lo amas. Si nosotros sabemos que es lo mejor para nuestros hijos cuanto más nuestro Padre Celestial.

  • Alguna vez el Señor Jesucristo dijo no: Si el Señor Jesucristo fue avisado que Lázaro el hermano de Martha y María estaba enfermo y dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. ¿Amaba Jesús a Lázaro? Si lo amaba, pero no regreso a visitarlo o arar por su enfermedad; él y se quedó dos días más donde estaba.

Cuando Jesús llego a la casa de Lázaro ya el había muerto hace cuatro días, y el Señor le dijo a Martha: ¿Dónde le pusiste? y lo llevaron al lugar y dijo: quiten la piedra que cubre la tumba y Martha le dijo: Señor hiede ya porque es de cuatro días y Jesús le dijo: no te he dicho que, si crees, verás la gloria de Dios, y levantando la voz dijo: Lázaro ven fuera y el que había muerto hacia cuatro días salió envuelto en un sudario y Jesús dijo: desatadle y dejarle ir. Martha y María vieron la gloria de Dios, conocieron al Señor de la gloria y lo llamaron Señor de la gloria.

  • Algunas veces Dios dice no para ayudarte a formar tu carácter, porque cuando creces en esta área puedes realizar proyectos de mayor envergadura, puedes humillarte y ser obediente, puedes dejar que Dios moldee tu vida.
  • Algunas veces Dios dice no para revelarte su gloria, para que lo conozcas por una experiencia personal, porque nosotros nunca estaremos satisfechos con conocer algo acerca de Dios, porque   Dios se le conoce por una experiencia personal, por eso David lo llamo el Buen pastor porque en su experiencia personal; eso era Dios para El. El buen pastor.

 

PERDER NO SIEMPRE ES MALO (2 Crónicas 25:9, RVR1960)

El rey Amasías está preocupado porque va empezar una guerra y ya perdió 100,000 hombres y 100 talentos de plata y además de todo esto los soldados que regresaron a sus casas eran valientes y se regresaron enojados porque querían ir a la guerra.

  • Perder no siempre es malo, si aprendemos de los errores, porque las cosas que nos pasan nos afectan por lo menos en tres dimensiones.

Externamente, las personas que están cerca de nosotros, nuestra familia es afectada. Si usted toma una actitud de perdedor, si toma una actitud de victima, si toma una actitud de venganza, afectará negativamente la vida de sus familiares.

Internamente, si hemos perdido y aprendemos de esta experiencia entonces perder no es malo porque creceremos y viviremos mejor.

Eternamente, El reino de Dios es afectado por lo que te sucede a ti. Si dejas de ser fiel a Dios y servir a la iglesia que es el cuerpo de Cristo, el reino es afectado eternamente.

Algunas personas han pasado por divorcio, separación, perdida de un ser amado, amigos que te hicieron daño, hermanos que te decepcionaron, te peleaste con tu esposa, con tu esposo con tus hijos, con tu mamá, con tu papá. El mensaje es no sufras, perder no siempre es malo, no te enojes, no guardes rencor, ni dejes que crezcan dentro de ti raíces de amargura. Por el contrario, aprende de los errores, por eso digo decir no; no siempre es malo perder.

Amasías el rey perdió 100,000 soldados, perdió una suma considerable de dinero, pero gano la batalla y se fortaleció en su reinado y la nación progreso en todos los aspectos. No siempre es malo perder, si aprendes de los errores y no los vuelves a repetir.

  • Perder no siempre es malo si no te desanimas y no te deprimes y tu fe en Dios se crece. Muchas personas tienen el alma dominada por la emoción y no pueden aceptar perder por que tienen miedo a sus sentimientos, de dolor, vergüenza; por lo que dirán los demás y sienten que es mejor seguir la corriente antes de aceptar un no de Dios.

 

DIOS PUEDE DARTE MAS DE LO QUE PERDISTE

Jehová puede darte mucho más que esto. (2 Crónicas 25:9b, RVR1960)

Amasáis no te preocupes por lo que perdiste, porque en Dios está el poder, o para ayudar, o para derribar. Jehová puede darte mucho más que esto.

Algunas mujeres, también algunos hombres al poco tiempo de casados dicen: ¡Que mal negocio hice al casarme! Pero a los años dices: Tengo mi familia. ¡Que bendición más grande me ha dado Dios! Recuerda: Dios puede darte mas de lo que perdiste, de modo que cuando pases por momentos difíciles, cuando pierdas, Dios puede darte mas de lo que perdiste.

Las suegras dicen he perdido a mi hijo, pero con los años dice que bendición son los nietos. Dios te dice

  • Yo y tu inteligencia podemos alcanzar lo imposible.
  • Yo y tu experiencia podemos realizar sueños.
  • Yo y tu fuerza podemos conquistar el mundo.
  • Yo y tus talentos podemos alcanzar al mundo con el mensaje de Jesucristo.
  • Yo y tu economía podemos conquistar al mundo.

Jesucristo traspaso los cielos y llegó a la tierra para darte más de lo que tú puedes lograr y conseguir. Yo y tú podemos asegurar la victoria, no confíes en el mundo pecador, que hace trampa. Yo y tú podemos lograr el cielo.

Jehová puede tomar lo poco que tienes y hacerlo grande. Él puede tomar tu vida pecadora, con resentimiento y frustraciones. Puede tomar tu vida destruida y sin esperanza y puede darte victoria. Estas listo a poner tu vida en sus manos, estas listo a conocerlo personalmente, si quieres hacer esto cierra tus ojos y ora conmigo. Señor entiendo que me amas, te pido perdón por mis pecados, ven a mi corazón te recibo como mi salvador personal. Amen.